Braquioplastia

Cirugía Estética

Tratamiento

La braquiplastia, también denominado lifting de brazos, es la cirugía aplicada para eliminar el antiestético exceso de piel de los brazos con el objetivo de mejorar su aspecto. Resultado, unos brazos más firmes y tersos.

En casos leves, el lifting de brazos puede realizarse mediante técnicas menos invasivas y bajo anestesia local, así como puede requerirse la cirugía bajo anestesia general en casos más avanzados.

Brazos firmes y esbeltos

A partir de los 50 años, la flacidez empieza a aparecer, sobre todo en las mujeres. Los brazos son una zona en que la flacidez es muy visible y acompleja a muchas personas.

Se puede distinguir distintos grados de flacidez en el contorno de los brazos. Según su gravedad el Dr. Ferran Solà puede emplear distintas técnicas.

Preguntas Frecuentes

  • Mejora la apariencia al eliminar el exceso de piel y grasa en los brazos.
  • Aumenta la confianza al lograr brazos más firmes y una mejor imagen corporal.
  • Redefine el contorno de los brazos, ideal si has perdido peso.
  • Aumenta la comodidad al eliminar roces e irritaciones de la piel.
  • Los resultados pueden ser duraderos con un estilo de vida saludable.

El procedimiento de braquioplastia generalmente dura entre 1 y 3 horas, dependiendo de la extensión de la cirugía y de si se realiza en ambos brazos o en uno solo. Nuestro cirujano de Clínica Ferran Solà te proporcionará una estimación más precisa del tiempo que tomará tu procedimiento en particular durante una consulta previa a la cirugía.

La recuperación después de una braquioplastia suele llevar varias semanas. Durante los primeros días, es probable que experimentes hinchazón y molestias, pero esto disminuirá con el tiempo. La mayoría de los pacientes pueden volver a sus actividades normales y trabajo ligero después de unas 2 a 4 semanas, pero las actividades físicas más intensas deben evitarse durante aproximadamente 6 semanas para permitir una curación adecuada.

El resultado de la braquioplastia es generalmente duradero. Elimina el exceso de piel y grasa en los brazos, lo que proporciona resultados a largo plazo. Sin embargo, el envejecimiento natural y los cambios en el peso corporal pueden afectar la apariencia con el tiempo. Mantener un estilo de vida saludable puede ayudar a preservar los resultados.

La cirugía de braquioplastia consiste en realizar una incisión en la cara interna de la parte superior del brazo, para eliminar la piel sobrante.

En los casos más graves, se puede necesitar incluso un corte desde la axila hasta el codo, siempre por la cara interna del brazo. A través de dicha incisión, se extirpa todo el exceso de piel. En los casos que el paciente también quiera eliminar el exceso de grasa de sus brazos, se puede combinar esta intervención con una liposucción.

Las cicatrices después de una braquioplastia son inevitables, pero la ubicación y la forma en que se cuiden pueden minimizar su visibilidad. En la mayoría de los casos, las cicatrices se ubicarán en la parte interior de los brazos, lo que las hace menos visibles cuando los brazos están en posición normal.

Para minimizar aún más la visibilidad de las cicatrices, es importante seguir las instrucciones postoperatorias de cuidado de heridas proporcionadas de nuestro cirujano. Esto puede incluir mantener las incisiones limpias y protegidas, evitar la exposición excesiva al sol y aplicar productos para el cuidado de la piel recomendados.

Si bien las cicatrices no desaparecerán por completo, con el tiempo tienden a desvanecerse y volverse menos notables. En general, la mayoría de los pacientes consideran que las cicatrices son un pequeño precio a pagar por los beneficios estéticos que brinda la braquioplastia.

Los cuidados posteriores a la braquioplastia son esenciales para una recuperación exitosa. Debes seguir las instrucciones de nuestro cirujano, descansar, cuidar las incisiones, usar compresión, proteger las cicatrices del sol, mantener una buena alimentación e hidratación, tomar la medicación según las indicaciones, considerar fisioterapia si es necesario y asistir a las citas de seguimiento con nuestro cirujano en Clínica Ferran Solà. Estos cuidados son personalizados y garantizan una recuperación óptima.

Para mantener los resultados a largo plazo después de la braquioplastia:

  • Mantén un estilo de vida saludable con dieta y ejercicio.
  • Protege las cicatrices del sol y cuida tu piel.
  • Evita fumar, mantén un peso estable y mantente bien hidratado.
  • Realiza ejercicios de brazos y sigue las indicaciones médicas.

Recuerda que los resultados son duraderos, pero el envejecimiento natural puede afectar la apariencia con el tiempo. Mantener un estilo de vida saludable y seguir las indicaciones médicas es clave.

Durante la cirugía de braquioplastia, se suele utilizar anestesia general o anestesia local con sedación, dependiendo de la preferencia del cirujano y las necesidades del paciente.

Anestesia general: En este caso, estarás completamente dormido y sin sentir ningún tipo de dolor durante toda la cirugía. Es la opción más común para procedimientos de braquioplastia más extensos.

Anestesia local con sedación: En este enfoque, se adormece la zona de los brazos mediante anestesia local, y se te administra una sedación suave para mantenerte relajado durante la cirugía. Es una opción adecuada para procedimientos menos invasivos o cuando se prefiere evitar la anestesia general.

Nuestro cirujano en la Clínica Ferran Solà te explicará cuál es la opción más adecuada en tu caso específico, teniendo en cuenta tus necesidades y el alcance de la braquioplastia que se realizará. Ambas opciones son seguras cuando son administradas por un equipo médico experimentado y calificado.

Para determinar si eres un buen candidato para la braquioplastia, debes programar una consulta con un cirujano en Clínica Ferran Solà. Algunas consideraciones generales incluyen tener flacidez en los brazos, buena salud general, estabilidad de peso, expectativas realistas, compromiso con la recuperación y disposición a aceptar cicatrices. Un cirujano experimentado evaluará tu caso y te proporcionará orientación personalizada.

Los resultados finales de la braquioplastia no son inmediatos debido a la hinchazón y cambios en las cicatrices. La hinchazón puede durar semanas o meses. Las cicatrices inicialmente serán notorias pero se aplanarán y desvanecerán con el tiempo. Los resultados completos, que incluyen brazos más tonificados, se apreciarán después de varios meses. Tu cirujano en Clínica Ferran Solà supervisará tu progreso y te brindará orientación sobre el cuidado para mantener los mejores resultados a largo plazo.

Los tratamientos
más exclusivos para la piel,
el rostro y el cuerpo